miércoles, 12 de abril de 2017

No quiero morir sin antes haber amado, pero tampoco quiero morir de amor







16. EL FERVOR (YÜ)
Entusiasmo. Se preparan novedades halagüeñas. Nuestros actos se verán coronados por el éxito si no exageramos y nos volvemos demasiado optimistas y enfervorizados. Se aconseja tomar la iniciativa, pero es importante mantener la reserva y la discreción. El que obtenga este hexagrama tendrá éxito en las actividades que se refieran al espectáculo.
Lineas Móviles:
2) No conviene ilusionarse antes de tiempo: nuestra mente debe ser firme y sólida, no debe inclinarse al error.

3) Es difícil escoger el momento justo para actuar: se pueden adelantar los acontecimientos a causa de un entusiasmo excesivo o retrasarlos a causa de indecisión.

6) El entusiasmo nos ciega y nos engaña. Si nos damos cuenta aunque sea en el último momento tendremos posibilidades de salvarnos.







50. EL RECIPIENTE SACRIFICIAL (TING)
Este es otro hexagrama simbólico: el recipiente sacrificial contenía en la antigua China los alimentos. De aquí la idea del sacrificio y de la alimentación espiritual. Nutrir el propio espíritu y saberse sacrificar por el bien común son las llaves del máximo éxito, del alcance de la madurez. Todo hombre posee un destino preestablecido: es preciso tener fe en la voluntad divina.

domingo, 5 de marzo de 2017

Giros






    36. OSCURECIMIENTO DE LA LUZ (MING I)
    Oscuridad. Periodo de desgracia. Nos sentimos solos incluso entre la multitud. no nos fiamos ya de nada ni de nadie. Se aconseja prudencia y confianza en uno mismo. No conviene aislarse ni tampoco dejarse engañar por personas deshonestas que se aprovechen de nuestra fragilidad. MINO I desaconseja el matrimonio, pero indica la posibilidad de uniones naturales.

domingo, 12 de febrero de 2017

El problema es simple, al considerar  a alguien como amigo uno espera ciertas cosas, ciertos tratos.
Sobre todo respeto.

La realidad es otra: Por años ha existido este mito sobre la amistad entre hombres y mujeres.
Y yo aquí, como siempre, atrapada en el limbo.

Siempre se me ha hecho más fácil ser amiga de hombres, por el tipo de crianza que crea hasta diferencias en trato social entre sexos, los hombres llegan a ser mas fluidos, sin problemas.
Pero al ser persona espero un trato justo, que no es lo que recibo: un trato a mujer. Un trato de "menos", de "debería ser más callada", de "no hablemos eso frente a ella porque se puede ofender". 

Claro que me ofendo, me ofendo de que seas consciente de que eso no es lo que quiere escuchar una mujer, que no quiere ser tratada de ese modo, que hables de ella de ese modo, pero igual lo hagas.

Y aquí estoy, esperando un trato justo, en una mesa con amigos esperando a ver quien sirve el primer trago. Y aquí esta él, que se acerca a preguntar si se puede sentar con nosotros. 

Retrocedamos un poco la historia, breve cuento que este muchacho tocó a una mujer sin su consentimiento y agredió a otra.

Con esa pregunta todos se quedan callados pero tú, a quien considero mi amigo le respondes.
Por que para lo que sucede en tu cabeza solo hay dos opciones:

Que no te interese como me siento, a pesar de que acabo de llegar, antes está el: que no se sienta incomodo, que no se sienta mal. Siempre hay que apoyarnos, ¿no?

Que esperas que yo, como mujer, me siente en la misma mesa que el, que me quede callada, que no haga drama ni alboroto, que qué me importa si no fue a mi. ¿No?

Como mujer me siento insultada. Como supuesta amiga, abandonada.

Y la verdad es esta: No puedo pensar que eres mi amigo si no te importa. Si primero va a estar un hombre porque al final, son hombres; y entre hombres se apoyan sin importar si alguno está mal.

Y por eso debo aceptar que tenías razón. La tuviste todo el tiempo. No existe el feminismo real, es una ilusión.
Porque en el feminismo esperamos que los hombres se hagan cargo de sus errores, que se vean también como personas y a nosotras como personas y no como un clan. 

El machismo es tu secta, te dicen que eres más y que estas en lo correcto y esperar que niegues eso, esperar que pienses por ti mismo y no como una gran manada usada para darle poder a alguien que ni conoces, sería pedirte que niegues por todo lo que has luchado y creído toda tu vida.

Esta secta es lo que eres.


Y si te preguntas, ¿cuál era la otra opción? Es que no tienes las bolas para defender lo que crees. Y eso igual, sigue sugiriendo que estas en una secta y que eres un mal amigo.

viernes, 11 de noviembre de 2016

Like trying to save an ice cube from the cold

No se donde quedaron mis energías, antes sé que tenía más... creo que las gasté.
No puedo pelear, no puedo decir ni hablar. Y ya recordé por qué tanto silencio.

Ya no puedo más.


Y por favor te pido, después de mucho tiempo me lo debes: Deja esa salvaje hipocresía.

lunes, 27 de junio de 2016

At least we dig each other

La lista de felicidad ha cambiado.

La lista de felicidad del ayer ahora es nostálgica.

Representa el ayer, representa sentimientos pasados que se evaporan (no desaparecen) y sueños que faltaban por evolucionar.

Una nueva lista debe hacerse.

Una nueva lista de felicidad.

sábado, 21 de mayo de 2016

Niego voces? Gritos? Rezos?

es hora de corregir, pero estoy sola.

Necesito.
Necesito.

domingo, 3 de abril de 2016

Ellos

Hoy te miré a los ojos mientras lo defendías. Me pediste varias veces que te cuente que pasó, por qué. Me miraste a los ojos cuando me dijiste que debía tomar una decisión. Y te elegí a ti.

Por qué por ti y por ustedes es que hago esto y no tengo la fuerza de antes para señalar los por qués. Ya no tengo fuerza para vivir las consecuencias.

El mundo se esta abalanzando contra mi y cada vez pierdo un poco de mi. El alma soporta todo pero queda herida. Y te juro que, si supiera que hacer, lo haría; a pesar de las consecuencias, de lo que me pase.

Pero no puedo decirlo mirándote a los ojos. No puedo decirlo.

Antes no lo dije por el miedo de que nada cambie. Miedo a que cambies frente a mi, a que me veas sufrir para que tu te conformes.
Ahora tengo miedo a eso y a todo. A que me derrumbe frente a todo ese desastre. Estoy a un golpe más de perderlo todo.

Me estoy hundiendo.

Y tu estabas dispuesta a dejarme sola por él.

domingo, 3 de enero de 2016

Simple

Nada es tan simple.

Un día con ansiedad miré al vació esperando respuestas que nunca llegaron.
Un día con ansiedad mi cuerpo se paralizó de miedo por la idea de tener que subir mi voz.
Un día con ansiedad actué como imbécil.
Un día con ansiedad me dio miedo perder a mis amigos por actuar como imbécil.
Un día con ansiedad grité y lloré sin que nadie me escuche.
Un día con ansiedad confié en la persona que no debía y por eso retrocedí muchos pasos.

Nunca nadie me ha dicho que todo va a estar bien.

Una semana con ansiedad no salí de mi casa.
Por lo menos sola no la puedo cagar más.
Una semana con ansiedad y aprendí a quererla.


Pero decirte a ti mismo que todo va a estar bien deja de servir tarde o temprano.

lunes, 9 de noviembre de 2015

Ciertas decisiones que se toman, quizás por la felicidad ajena de personas que se aprovechan de nuestra ceguera normalmente temporal. Que opción queda, mas que la de sumergirse en las decepciones y conformarse por complacer a otros? Se transmiten deseos incorpóreos que desencadenan miedo y ternura. Auto traiciones que obligan a proclamar que ese es el camino a la felicidad que todos recorren y creerse dueño de este, sentirse superior al informar y comparar que el camino esta más marcado, mas el centro del alma sabe que las opciones de salvamento se agotan. Tu vida se convierte en una carrera a velocidad de la cual solo te queda saltar al vacío con fe en caer en un nuevo destino y empezar de cero o estrellarte contra un muro, que muchas veces por alucinaciones escabrosas creemos ver esperanza, ese muro de concreto que queremos traspasar para seguir ese camino disparejo.